niños que mojan la cama

Por Claudia Caballero Saucedo en Educación, Juegos y actividades, Niñ@s

Este es uno de “esos” temas de los que solemos esconder por vergüenza, por molestia y por falta de comprensión. Y no hay nada más urgente para un padre sino saber qué puede hacer para que su hij@ amanezca seco de una vez por todas. Puede ser un asunto de muchos años, que deje, no solo las consabidas molestias, sino un daño en la seguridad y la autoestima del niño, por ello se debe buscar ayuda.

Se sabe que cada niño crece y madura a su propio ritmo, pero también es cierto que existen parámetros que permiten ubicar su desarrollo. Si un pequeño sigue mojando la cama después de los 5 años ya se considera como enuresis nocturna; que no significa más que un retraso en la maduración de su mecanismo de retención de la orina. Las causas son múltiples: puede tratarse de una alteración a nivel psicológico, como miedo, ansiedad (estados naturales en la infancia) pero que afectan particularmente por un cambio de ritmo o dinámicas familiares: mudanza, nueva escuela, nuevo hermano, problemas de relación con sus padres, etc. También puede deberse a que el niño tiene el sueño muy profundo o a que presenta un nivel bajo de una hormona encargada de disminuir la producción de orina en las noches.

Existe polémica entre intervenir con tratamientos externos, (como alarmas) para que ya no mojen la cama o permitirles ir madurando a su ritmo y que esto se corrija espontáneamente.

Vale la pena observar el hecho desde la experiencia misma del niñ@ y ayudarlo a comprender lo que ocurre, al mismo tiempo que como padres entendemos qué pasa. Lo importante es hacer lo necesario por disminuir la ansiedad en el pequeño, haciéndole saber que es un asunto que tendrá solución, que si bien es molesto, desaparecerá pronto.
Hay que evitar de todas las formas posibles ridiculizar o criticar al niño por lo que ocurre, es un hecho involuntario.

El reforzamiento positivo es importante cuando amanezca seco, y cuando no, no hacer un escándalo. Tratar de que beba poca agua desde 2 horas antes de ir a dormir funciona como un hábito que apoya al niño, así como visitar el baño justo antes de ir a dormir y tratar de que orine.

Sobre los tratamientos disponibles para la enuresis nocturna, te tendremos muy pronto más información con los pediatras del Club.

Comparte y disfruta:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google
  • Print this article!
  • TwitThis
  • YahooMyWeb
  • LinkedIn
  • Live
  • MySpace
  • StumbleUpon

Palabras clave: , , , , , ,

Deja un comentario

Mensaje: