La silla de pensar

Por Mamá Lily en Educación, Niñ@s, Psicología Infantil

No se si en sus tiempos de escuela les  tocaron las famosas orejas de burro, pues les cuento que a mi sí, ese parecía que era el castigo preferido de las maestras, y también el rincon de la verguenza.  Les cuento esto porque me dió mucho gusto saber que ese tipo de “castigos” o “correctivos” como les llamaban están quedando en el pasado. Me platicó mi sobrina de 5 años que en su kinder tienen una “silla de pensar” a la que van los niños y niñas que se portan mal,  la plática salío porque estabamos su mamá y yo hablando de un adulto que tenía malas actitudes, la niña escuchó la conversación y nos dijo que quizá le hacía falta ir a la silla de pensar un rato a ver si dejaba de hacer lo que hacía.  más allá de la ternura que me dió escucharla, me dió mucho gusto que esten enseñando a los niños este tipo de cosas que a mi punto de vista son realmente enriquecedoras.

Personalmente utilizaré esa silla de pensar cuando necesite poner orden a mis ideas, y trataré de que mi hijita que ahora tiene un año y 4 meses la utilice también, será un lugar cómodo y de reflexión,  creo que será un lugar al que recurriremos constantemente en casa.

Comparte y disfruta:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google
  • Print this article!
  • TwitThis
  • YahooMyWeb
  • LinkedIn
  • Live
  • MySpace
  • StumbleUpon

Palabras clave: , ,

Deja un comentario

Mensaje: