Dolor en las muñecas durante el embarazo

Por Mamá Lily en Embarazo, Mujer

Quiero platicarles una experiencia que tuve en mi embarazo.

Aproximadamente a los 6 meses de mi embarazo, empezó a dolerme intensamente la muñeca de mi mano derecha, la sensación era muy incómoda, no podía hacer esfuerzo alguno con esa mano, incluso el mantener un vaso con agua me costaba mucho trabajo ya que el dolor aparecía aguda y repentinamente por cualquier esfuerzo por mínimo que fuera.

Lo comenté con mi ginecólogo y me dijo que era normal este tipo de dolores durante el embarazo y que generalmente al nacimiento del bebé desaparecía repentinamente, me explico que el esfuerzo que realizaba al levantarme de alguna silla o de la cama me generaba inflamación en las articulaciones. Me sugirió inmovilizar lo más posible mi muñeca y esperar el nacimiento de mi hija.

Pasaron los mese y el dolor no desaparecía, por el contrario se hacía más intenso, ni la inmovilidad ni los medicamentos ni los medios físicos como el agua caliente me aliviaban, en verdad era doloroso, pero comprendí que no quedaba más que esperar.

Nació mi bebé y la cosa empeoró, de la noche a la mañana mis dos muñecas, incluyendo mis dedos pulgares dolían intensamente, al grado de no poder cargar a mi bebé por temor a que el dolor provocara que se me cayera de las manos. Había momentos en los que no sentía nada, pero de repente por cualquier movimiento por mínimo que fuera, el dolor aparecía y sin exageración me sacaba las lágrimas.

Al ver esta situación platiqué con mi ginecólogo y me recomendó hacerme algunos estudios, además de hacerlos visité a varios médicos buscando un diagnóstico ya que no era artritis, ni problemas en mis huesos, hasta que por fin, un médico de toda mi confianza dio con el diagnostico TENOSINOVITIS DE QUERVAIN que es la inflamación de la cubierta de los tendones que mueven el dedo pulgar hacia arriba y hacia afuera, las alternativas de tratamiento de inicio eran inmovilizar con una tablilla mis manos, colocar compresas calientes y frías, hacer ejercicios y tomar analgésicos, pero nada de lo anterior me mejoraba siquiera.

La segunda fase del tratamiento eran inyecciones locales de cortisona dentro de la cubierta del tendón, yo estaba dándole de comer a mi hija así que preferí no hacerlo, además de que no me aseguraban la curación al 100%.

La tercera opción era una cirugía para destensar el tendón que me mantendría por lo menos 21 días sin poder cargar a mi hija. Ya estaba haciéndome a la idea de la cirugía porque el dolor era cada vez más insoportable, pero decidí buscar la opinión de un médico acupunturista mismo que no me recomendaba el uso de las agujas por la posibilidad de dañar más el tendón. Sin embargo me propuso una terapia con rayo laser que fue la que finalmente me curo al 100%. Todos los días por un periodo ininterrumpido de 15 a 20 minutos me puso rayo laser directo en mis muñecas y mis dedos y finalmente el dolor desapareció.

Les cuento esta experiencia porque realmente la pasé mal y el diagnóstico no es sencillo. Les recomiendo que al primer indicio de dolor acudan con un médico traumatólogo e inicien oportunamente con el tratamiento.

No es una enfermedad común y menos en las dos manos, esa es la razón por la que el diagnóstico en mi caso fue tan difícil.

Comparte y disfruta:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google
  • Print this article!
  • TwitThis
  • YahooMyWeb
  • LinkedIn
  • Live
  • MySpace
  • StumbleUpon

Palabras clave: , , ,

2 Comentarios a “Dolor en las muñecas durante el embarazo”

  1. Mamá Lisa dice:

    Hola mamá Lily. Estoy leyendo tu artículo y es prescísamente el caso de una de mis mejores amigas, está cursando el 6o mes de embarazo y estamos muy preocupados, ¿Podrías darme los datos del dr que te propuso la terapia laser? Te lo agradecería muchísimo, de antemano gracias y felicidades por tu bebé.

  2. Mamá Lily dice:

    Hola:

    Con mucho gusto te paso los datos del médico que me atendió. Es el Dr. Rodolfo Cisneros Contreras. Médico general, Acupunturista su cel es: 04433 15 20 28 91.

    Espero que tu amiga pronto se sienta mejor. Y que padre que tenga una amiga como tu que esté al pendiente de su salud.

Deja un comentario

Mensaje: